Oaxaca Antiguo

¿Conocen el Cuajinicuil, lo han probado?

Este fruto aparece en muchos mercados populares, sin embargo, a veces pasa desapercibido y todavía muchos no han descubierto el exquisito sabor que contiene. Cuajinicuil proviene del náhuatl que quiere decir “pie torcido”, ya que curiosamente la vaina, en uno de sus extremos, presenta una cierta torcedura que asemeja un pie.El nombre para muchos resulta largo y muchas veces se le llama jinicuil o vaina, haciendo referencia totalmente a la forma del fruto, debido a que es ciertamente una vaina larga que puede llegar a medir 40 centímetros de largo y hasta unos 6 centímetros de ancho.

En su interior se albergan unas semillas cubiertas por una pulpa algodonosa muy dulce y de sabor sofisticado altamente apreciada por la gente que conoce el fruto. Para abrir la vaina color verde de textura leñosa, es necesario torcerla un poco, entonces se abre y se pueden sacar los preciados “algodones”. Estos vienen prendidos a una semilla verde amarga cuando cruda y comestible al cocinarse.La parte blanca que se considera la más preciada se puede desprender con los dedos y mejor aún, con el juego de la lengua y los dientes.

Es una de esas tantas delicias que siempre ha estado ahí, que solo los locales conocen.Datos curiosos-El cuajinicuil (Feuilleea jinicuil) se usa como planta de ornato, como sombra y refugio.-Se cultiva como planta de sombra y barrera rompevientos en plantaciones de café y naranja.-Los chinantecos, en Oaxaca, cocinan las semillas junto con frijoles y hojas de amaranto.-En Veracruz también lo mezclan con maíz molido para elaborar un atole perfumado con vainilla.

admin

El grupo de comunicación más influyente en Xoxocotlán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba