Inicio Festividades LA HISTORIA DE LA VIRGEN DE JUQUILA

LA HISTORIA DE LA VIRGEN DE JUQUILA

5 minuto leer
0
0
34

Su nombre viene del náhuatl “Jukilla”, que quiere decir “Lugar de la legumbre hermosa”; sin embargo su nombre correcto es “Xiuquilla” contracción de “Xuhquililla”, que significa “Lugar en donde abunda el quelite azul”.

La historia de esta virgen se remonta hasta el siglo XVI, cuando el religioso domínico fray Jordán de Santa Catarina llevaba la imagen en los recorridos de sus misiones. Al morir el fraile, este se la dio a un indio devoto, quien le construyó una pequeña choza hecha de palma en el sitio del Pedimento en donde la visitaban varios sus fieles.

Un día por desgracia la choza se quemó completamente, pero milagrosamente la imagen quedó intacta; el único detalle que cambió fue que si piel se volvió morena. Desde aquel suceso milagroso, sus fieles fueron en aumento y fue adquiriendo fama de ser muy milagrosa.Es la segunda patrona de Oaxaca, siendo la primera la Virgen de la Soledad; se le venera en el poblado de mismo nombre situado camino a la costa. Su fiesta grande es el 8 de diciembre, la cuál va acompañada de cantos, música, bailes tradicionales y acompañado por una gran alegría de los pobladores. Además de ser patrona de Oaxaca, también es muy venerada en Guerrero, Puebla, Veracruz, Estado de México, Chiapas, Morelos, Estado de México, Distrito Federal, etc.

Esta pequeñita imagen originalmente era venerada como Nuestra Señora de la Concepción, se dice que es muy susceptible y severa con todos aquellos que la ofenda. Se cuenta la historia de una peregrina, que decepcionada por el reducido tamaño de la imagen, dijo que no había valido la pena efectuar el largo viaje, por lo que decidió dejarle una vela y un peso; lo curioso fue que cuando regresó a su casa, encontró sobre la mesa la misma vela y la moneda que le hubo dejado días atrás.

La devoción por esta Virgen es muy grande, tanto así, que cada año muchas personas efectúan largos viajes, incluso oaxaqueños provenientes de Estados Unidos, todos con la ilusión de ver a su querida imagen una vez más.Pero no es necesario que viajemos hasta el estado de Oaxaca para que podamos visitar a la virgen, pues vamos por los rumbos de Merced podremos ver que un gran número de oaxaqueños buscando mejores condiciones de vida emigraron a la ciudad, y con ellos su devoción por la Virgen de Juquila.

Se le venera principalmente en el templo de San Pablo el Nuevo, pero también se le pueden encontrar en otros templos, como en La Soledad y en La Candelaria de los Patos, conservando en todo momento el diminuto tamaño que la caracteriza.

La imagen se encuentra hermosamente ataviada, en algunos casos la podremos ver luciendo una espléndida y larga cabellera de pelo natural, donado por laguna mujer devota que demostró así el amor y agradecimiento hacia la protectora de los Oaxaqueños.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por admin
Cargue Más En Festividades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compruebe también

Con cápsula del tiempo, Seculta conmemora 48 aniversario de la Hemeroteca Pública de Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oax. 22 de octubre de 2020.- En el marco del 48 aniversario de la Hemero…